Conectar dos monitores HDMI con Raspberry Pi 4

Una de las novedades que más llamaron la atención cuando se anuncio el Raspberry 4, fue que en vez de contar con un puerto HDMI regular como su antecesor, se optó por utilizar 2 puertos micro HDMI, abriendo la posibilidad de utilizar hasta 2 monitores en simultaneo ¡Y en resolución 4K!

En este tutorial te mostraremos lo simple que es aprovechar esta nueva característica de nuestra micro computadora favorita.

¿Que necesito?

  • 2 Monitores con entrada HDMI
  • 2 Cables de micro HDMI a HDMI regular (de ser el caso)
  • 1 Raspberry Pi 4
  • 1 MicroSD con Raspbian (Usaremos Raspbian Buster)
  • 1 Fuente de energía (Recuerda que el nuevo Pi 4 ahora usa USB-C y 5.1V/3A)

Conectando todo

Lo primero que vamos a hacer es hacer todas las conexiones necesarias antes de encender el Pi. Conecta los monitores al Raspberry con los cables Micro HDMI a HDMI, utilizando los dos puertos que están al lado del conector USB-C. Conecta mouse y teclado si vas a usarlos, inserta la memoria micro SD con Raspbian y finalmente conecta la fuente de energía para que empiece a funcionar el Raspberry Pi 4.

Una vez hecho esto, los dos monitores deberían funcionar automáticamente. Sin embargo, todavía puede que los monitores no estén en el orden que deseas, por lo que aún hay una configuración que puede hacerse.

Cambia el orden de tus pantallas en tu Raspberry Pi 4

Tienes 2 alternativas: La primera, que es la más simple y obvia, es que cambies de lugar los dos cables HDMI. Sin embargo, puede que por la posición de los componentes en tu proyecto no puedas realizar este cambio, para lo cual, puedes cambiar como se muestra el contenido del Raspberry en los monitores usando el mismo Raspbian.

Para esto, vamos a dirigirnos a: Preferencias > Configuración de Pantalla.

Verás dos cuadros que representan cada una de tus pantallas. Cogiendo una y arrastrándola, puedes colocarla en la posición que prefieras. Una vez acomodado todo, dale click al Check verde en la parte superior izquierda de la ventana y se aplicarán los cambios realizados.

¡Y listo! ¡Ya debes tener tu Raspberry Pi 4 listo para la acción!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *